La Reforma en materia de Transparencia fortaleció el derecho de los ciudadanos a conocer la información pública y a proteger sus datos personales. Gracias a ésta se otorgó autonomía constitucional a los organismos garantes de transparencia y protección de datos personales a nivel federal y de las entidades federativas, y se creó el Sistema Nacional de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales.