• Para fortalecer nuestra democracia y adecuarla a las necesidades de la sociedad de hoy, con mecanismos que propiciaran acuerdos mediante el diálogo y la negociación institucional entre los diferentes actores políticos.
  • Había que actualizar las reglas electorales para lograr procesos más equitativos, competitivos y transparentes, y para aumentar la participación ciudadana, especialmente en el ámbito local.