La Reforma en materia de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios (Disciplina Financiera) vela por la estabilidad de las finanzas públicas locales y garantiza un manejo más responsable y transparente de los recursos públicos ─incluidos los provenientes del financiamiento─ en los órdenes de gobierno estatal y municipal.