• Se han mejorado las condiciones en que se prestan los servicios financieros.
    • Se eliminaron de los contratos las cláusulas abusivas (para que no haya “letras chiquitas”) que perjudicaban a los usuarios.
    • Los usuarios ya no pueden ser obligados a contratar productos o servicios financieros “empaquetados” o “atados” que no deseen.
  • Ahora es más fácil cambiar un crédito hipotecario a una institución que ofrezca mejores condiciones, como tasa o plazo. A partir de las mejoras a la figura de subrogación de acreedor, cualquier persona que tenga una hipoteca puede refinanciarla con otro banco sin incurrir en altos costos, ya que se redujeron gastos y costos notariales y registrales para los usuarios y los bancos.
    • Así, los refinanciamientos de créditos hipotecarios se han multiplicado desde 2012 hasta junio de 2018. Actualmente, 18 bancos ya ofrecen este servicio.
  • Han disminuido las tasas de interés de los créditos. En el caso de los créditos personales, la disminución es de hasta 13.1 puntos porcentuales.
  • Hay nuevas instituciones financieras en el país dispuestas a respaldar el financiamiento del desarrollo nacional. Desde 2014 a junio de 2018 se han autorizado 9 nuevos bancos.
  • Se han fortalecido los derechos de los usuarios de servicios financieros.
    • Se creó el Buró de Entidades Financieras con el que ahora los ciudadanos pueden conocer sobre las prácticas, reclamaciones, sanciones, productos y tasas de interés de cada institución financiera.1
    • Se creó el Registro de Despachos de Cobranza, a través del cual los usuarios pueden consultar información y saber a qué institución denunciar malas prácticas2.
    • Se emitieron nuevas reglas sobre transparencia en la operación de las instituciones financieras y sobre la operación de las Unidades Especializadas (UNES), y se creó el Sistema Arbitral.
  • El Financiamiento interno al sector privado pasó de 26.7% del PIB, en 2012, a 34.7%, en junio de 2018. A su vez, el Ahorro financiero interno pasó de 55.2% del PIB, en 2012, a 63.6%, en junio de 2018.
  • Desde diciembre de 2013 a junio de 2018, el crédito a las empresas ha crecido 57.5%. Destaca el crecimiento de 50.0% para las microempresas.
  • La Banca de Desarrollo ha incrementado el financiamiento en áreas estratégicas y sectores prioritarios de la economía. A julio3 de 2018, el saldo del crédito directo e impulsado al sector privado fue de 1.75 billones de pesos, 67.0% más, en términos reales, que en 2012.
    • El crédito directo e impulsado de la Banca de Desarrollo se ubica en 7.5% del PIB4, 2.3 puntos porcentuales más a lo registrado en 2012 (5.2% del PIB).
  • La Banca de Desarrollo ha generado nuevos productos financieros para atender sectores que tradicionalmente no tenían acceso al crédito. Por ejemplo:
    • Programa Crédito Joven, que apoya a jóvenes emprendedores para iniciar un negocio o consolidar el que ya tienen. Desde su anuncio ─en febrero de 2015─ a junio de 2018, se han otorgado 6 mil 238 créditos por 2 mil 438 MDP5.
    • El Nuevo Programa de Crédito para el sector rural canaliza recursos mediante créditos de hasta 45,000 UDIS6, con una tasa preferencial máxima de 7% anual y de 6.5% para mujeres productoras. El 88% de los beneficiarios nunca antes había recibido un crédito del sistema financiero formal, y 26.1% son mujeres.
    • El Programa Integral de Inclusión Financiera (PROIIF), apoya a beneficiarios de Prospera ─principalmente mujeres─ con servicios y educación financiera.
  • De 2012 a 2015, se incorporaron al sistema financiero formal 12.7 millones de adultos (con, al menos, un producto financiero), al pasar de 39.4 millones a 52.1 millones, lo que significa más de 4 millones por año.
  • La expansión del crédito no ha afectado los índices de solidez de la banca en México.
    • El Índice de Capitalización es de 15.9% (junio 2018), superior al de Estados Unidos (14.53%), Canadá (14.81%), y por encima del estándar internacional de Basilea III (10.5%)7.
    • El Índice de Morosidad de la Banca Múltiple bajó de 3.4% a 2.2%, de diciembre de 2013 a junio de 2018.
  • Por dos años consecutivos (2017 y 2018), México se posicionó en el sexto lugar a nivel internacional en facilidad para obtener un crédito.
1 http://www.buro.gob.mx/
2 https://phpapps.condusef.gob.mx/redeco_gob/redeco.php
3 Cifras preliminares.
4 Fuente: INEGI. Última actualización 24 de agosto de 2018. PIB observado al segundo trimestre de 2018.
5 Estas cifras corresponden a los créditos otorgados (ejercidos y erogados) por los intermediarios financieros participantes a los acreditados, con el respaldo de la garantía de NAFIN.
6 Al 31 de mayo de 2018: 270,265 pesos.
7 Datos de México a junio 2018 (CNBV), EUA y Canadá al cuarto trimestre de 2017 (FMI).